Posteado por: jmleizaola | 01/03/2013

Robocop

Imagen

Hace ya unos cuantos años que vi al primer Robocop a pie de calle. Luego, he vuelto a coincidir con elementos así en numerosas ocasiones. Se prodigan especialmente en grandes hoteles, ferias, congresos y, sobre todo, en aeropuertos. Con un “bicho” así me topé recientemente en la cola de un mostrador de facturación aeroportuario. Enfundado en un traje gris, bastante arrugado y gastado por cierto, y con un maletín negro muy viejo colgándole de la mano izquierda, portaba flamante un auricular bluetooth que emitía destellos de colores.

Aquel alien posado sobre el pabellón auditivo del sujeto estaba cubierto por varios leds que no dejaban de centellear, y me recordaban a una escena de “Encuentros en la tercera fase”. Apenas llevaba un minuto acoplado a la cola observando tan excéntrico artefacto cuando súbitamente los colorines azulones que desprendía el auricular cambiaron a un rojo chillón. Aquello no presagiaba nada bueno, así que en un gesto instintivo traté de distanciarme de aquella titilante alerta. Pero como sucede frecuentemente en todo tipo de colas, la pasajera que estaba tras de mí no había guardado la distancia de seguridad reglamentaria, por lo que no pude dar ni medio paso hacia atrás sin antes colisionar con la señora.

La amable mujer desplegó una magnífica sonrisa y se excusó por haberse pegado tanto a mí. “Las prisas por subir, ya sabe”, dijo a modo de justificación, cuando realmente era yo quien debía pedir disculpas por aquella infantil maniobra. Una vez hechas las paces con mi retaguardia, volví a centrar la atención en la vanguardia. Difícil era de hecho no mirar hacia adelante siquiera para ver qué pasaba, pues el auricular a un hombre pegado seguía lanzando destellos rojos, y el tipo que lo portaba gesticulaba y hacía múltiples aspavientos. Uno de aquellos manotazos casi me alcanza. Lo que no pude evitar que me diera de lleno fue su incontinencia verbal, cuya conversación con un compañero de oficina asaltó mis tímpanos sin poder evitarlo.

En un “spanglish” impecable, ahora tan de moda gracias a la anglosajonización galopante, acerté a entender que el filtro de la máquina de  “coffee” que en la “office” tenía el “brother” era una “reference” chunga de encontrar en el Hipercor, pero el interlocutor de mi compañero de cola no debía preocuparse, porque Robocop iba a “callear” a una tal Lola, que tenía remedio para todo, como la bruja de la tele. Así que me temí lo peor. Traté de parapetarme tras mi gabán, desviando la atención hacia el lado derecho de la cola, pero por allí el panorama no era tampoco muy halagüeño. Unos padres con sus dos hijos hacían cola para el mostrador contiguo al que yo esperaba. Eso sí, el silencio sepulcral que guardaban sobrecogía el alma: el padre estaba enfrascado en la pantalla de un ipad enorme. La madre apretaba con las dos manos la pantalla de un smartphone y se reía sola. Los niños, a su vez, sostenían sendas videoconsolas de las que tampoco levantaban cabeza.

Así que giré  la vista hacia el lado contrario, pero Robocop ya estaba en plena faena de nuevo y era imposible sustraerse a su vocerío. De hecho el sujeto no paraba quieto, miraba hacia atrás, a los lados, se giraba sobre sí mismo cual peonza humana y miraba por encima de todos los que estábamos en la cola, como si buscara algo o a alguien. En un momento dado, las luces rojas del auricular bluetooth destellearon con más intensidad que nunca, como anunciando la buena nueva: Lola le iba a conseguir los filtros de café a buen precio en un “shop” que sólo ella conocía.

No fue la única llamada que tuvimos que soportar quienes circundábamos al personaje, y sus conversaciones nos hacían entrever que, a pesar de su aspecto desaliñado, aquel individuo era un personaje “vip”. Ese término de hecho surgió reiteradamente en una de sus charlas en spanglish para referirse a sí mismo y a sus amistades más próximas. También habló con naturalidad de Maseratis, de paseos en helicóptero por Manhattan,… Vamos, que estábamos ante todo un potentado que tenía que sufrir el viaje en clase única porque muchas aerolíneas se han cepillado el bussiness para viajes de corto alcance.

Las lucecitas rojas centelleaban una y otra vez, y el figura se henchía como un banquero cuando anuncia el triple de beneficios ante sus accionistas.

Con la tarjeta de embarque ya en la mano, el buen hombre se resistía a abandonar el mostrador, así que como pude me ubiqué en una esquina y conseguí mi tarjeta. Salí huyendo despavorido , y no volví a verle hasta pasar el control de seguridad. No había facturado su gastado maletín, y lo tenían retenido porque portaba productos cosméticos en su interior. Según alcance a comprender era comercial de una franquicia de cosméticos y viajaba para tratar de captar nuevos franquiciados. Un corpulento guardia civil se hallaba frente a él y le explicaba secamente que con eso no podía subir a bordo y que si quería llevarlo, debía facturarlo. El viajante le contestó que la empresa no le pagaba la facturación de equipaje y que si lo facturaba tenía que pagárselo de su bolsillo y que no iba precisamente sobrado…

Ojeaba la revista de la aerolínea que se jactaba de su excelente flota y de su mejor cuenta de resultados cuando irrumpió en la cabina el pinganillo con su portador, pero lucía mucho peor aspecto que en cola de facturación. Se sentó delante de mí, y pude apreciar que las lucecitas estaban apagadas, y que el chisme, aunque seguía alojado en la oreja de su huésped, ahora yacía flácido e inerte. Ni siquiera cobró vida cuando, ya en destino y sin las restricciones propias del vuelo, máquina y hombre aguardaban ante la cinta la salida de las maletas. El tipo no dijo ni esta boca es mía, y en cuanto apareció el estropeado maletín, se avalanzó sobre él y salió huyendo de la terminal. No le volví a ver. Sí coincidí con la familia que había visto antes en la cola: ahora esperaban el tren sentados en un banco, con las maletas ante sí, pero sumidos nuevamente en las pantallas electrónicas que tenían delante.

Posteado por: jmleizaola | 22/01/2013

El euskera latente

ImagenAyer (21/01/2013) el diario DEIA publicaba el resultado de dos estudios practicados por Soziolinguistika Klusterra y el Instituto Vasco de Estadística (Eustat) respecto al conocimiento y uso del euskera en poblaciones y comarcas de Bizkaia, y aunque los resultados arrojados por ambos no nos han sorprendido a quienes nos movemos en el ámbito de la promoción del euskera, sí nos han vuelto a poner sobre la mesa algunos elementos muy interesantes que debemos saber trabajar y explotar adecuadamente para lograr mejores coeficientes en la penetración y uso de nuestra lengua.

Como sucede frecuentemente con los estudios y las estadísticas, ni son todos los que están, ni están todos los que son, pero es cierto que marcan tendencias y pueden apuntar en la dirección adecuada en lo que respecta al actual estado de cosas. Desde la Fundación Leizaola también hemos realizado pequeñas prospecciones, especialmente en el ámbito de la juventud, y las experiencias que hemos tenido nos han arrojado datos muy positivos en lo que respecta al conocimiento de la lengua, pero bastante modestos en lo que al uso diario y práctico se refiere.

El estudio destaca a Ondarroa como municipio de Bizkaia como mayor uso cotidiano de la lengua vasca (más del 93% lo emplea para comunicarse), frente a Barakaldo, donde sólo la utilizan el 2´8% de la población, algo perfectamente extensible a toda Ezkerraldea, con tasas de uso aún inferiores en Sestao o Portugalete. Sin embargo, en Barakaldo el 18% de la población es euskaldun (casi 18.000 personas) y el 22% son euskaldunberris. Es decir, el 40% de la población de este municipio conoce la lengua vasca. Superan, de largo, a toda la población de Ondarroa (8.856 personas), y sin embargo, apenas tienen opciones o canales no ya para hacer un uso normalizado de la lengua, sino para acceder a un mínimo de servicios y/o contenidos en euskera.

Y eso mismo sucede en otros entornos, que habitualmente consideramos monolingües o “erdaldunes”, pero en los que la lengua vasca permanece latente, y aflora a la más mínima oportunidad. Lo hemos vivido en nuestras carnes mediante experiencias que hemos desarrollado en Portugalete, en Barakaldo o en Bilbao. Por eso, creemos que tenemos que impulsar de manera decidida la I+D de la euskalgintza, como lo llamamos nosotros, es decir, impulsar prácticas y experiencias innovadoras que tengan por objetivo facilitar que la lengua latente aflore constantemente en todos los ámbitos de nuestra sociedad, y no de manera aislada y puntual, como ha sucedido hasta ahora.

Nuestra satisfacción por la edición de Ezkerraldeko KZ, periódico de información local editado íntegramente en euskera y distribuido en la Margen Izquierda del Ibaizabal es grande. Más grande aún que el “cabreo” que a algunos produjo su nacimiento y que no dudaron en desplegar toda una campaña mediática a nivel estatal para desprestigiar nuestra tarea. Porque en este año de andadura la publicación ha contribuido, por supuesto de manera modesta, a que los euskaldunes de esa comarca se sintieran un poco menos desangelados, a que contaran con un pequeño canal informativo, que de ningún modo ha pretendido atacar a nadie ni menoscabar los principios o credos políticos que pudieran tener las personas residentes en esa comarca, como quienes orquestaron el ataque contra nuestra Fundación parecían temer.

Y es que las lenguas no entienden de ideologías ni de colores políticos, y no seremos nosotros quienes pretendamos conculcar tal axioma, pues así debe ser. Una publicación de carácter local, además, si quiere triunfar y tener una continuidad no puede ser un folletín sino un instrumento al servicio de la ciudadanía entre la que se difunde.

Pero no caigamos en el engaño de la autocomplacencia, pues es enorme la tarea que nos aguarda. En las últimas décadas el conocimiento del euskera ha crecido de manera imparable, y los índices de matriculaciones en el modelo D apuntan a que vamos a seguir en esa línea. Pero ahí es donde nos toca actuar a los agentes sociales que trabajamos en la promoción del euskera: debemos crear tejido y oportunidades para el uso lo más cotidiano y constante posible del euskera, por supuesto apoyándonos en medidas auspiciadas por las instituciones públicas vascas, que deben continuar con la evolución prudente pero imparable del marco legal hacia una normalización lingüística plena, y que ha permanecido interrumpida durante los últimos tres años y medio, en los que, más que avanzar, se ha retrocedido.

Nuestro compromiso desde el ámbito de la promoción debe ser generar espacios y experiencias que permitan que el euskera latente aflore a la superficie del uso cotidiano y extienda su presencia a ámbitos que superen los entornos meramente académicos en comarcas como Ezkerraldea. Nuestras experiencias previas nos han demostrado que hay una base de vascoparlantes bastante más sólida de la que considerábamos a priori, y moderadamente proactiva. Explotar este potencial y las oportunidades que nos brinda es todo un reto que tanto nosotros como muchas otras organizaciones, agentes e instituciones debemos afrontar con ilusión y esperanza.

Posteado por: jmleizaola | 05/09/2012

La Política Lingüística que necesitamos

Ahora que estamos en plena precampaña electoral, podemos escuchar y leer todo tipo de ocurrencias en relación a la política lingüística que aplicaría tal o cual partido. Bueno, algún partido ya ha dicho sin rubor alguno que se cargaría el Concierto Económico y que prácticamente haría desaparecer todo vestigio de promoción de la lengua vasca. Vamos, que de un plumazo nos mandarían a todos a las cavernas, porque sin Concierto poco podríamos hacer, y sin euskera, aún menos. Otros emplean un lenguaje que recuerda a aquel otro típico de la ortodoxia estalinista, con términos muy duros, como “obligar”, “imponer” y otras perlas por el estilo, en las antípodas del consenso no sólo político, sino también social, que precisa la promoción adecuada de una lengua minorizada.

Sea como fuere, confiamos en que el próximo Gobierno Vasco agarre de verdad el toro por los cuernos y recupere con la mayor celeridad posible todo el tiempo perdido durante esta legislatura. Entre los retos que hay sobre la mesa, está el proseguir en la implementación de medidas que garanticen el ejercicio de los derechos lingüísticos de vascas y vascos. Pero sin obligaciones ni imposiciones: el propio ciudadano debe poder elegir el idioma en el que desea vivir, desarrollarse y comunicarse con los demás. Por ello, el decreto de los derechos lingüísticos de las personas consumidoras será una herramienta clave para adecuar a la realidad de Euskadi el panorama del sector servicios.

Pero va a haber que ser valientes e ir más allá. Una buena idea sería la aplicación de cuotas de contenidos en euskera a aquellos medios de comunicación que deseen acceder a la publicidad institucional, incentivar al personal de la administración y sanidad públicas que atiendan en euskera, garantizar el bilingüismo dentro y fuera de aquellas empresas que contratan con la administración, el impulso de la creatividad y de productos audiovisuales en lengua vasca, mayores incentivos al cine y a las salas que lo exhiben en euskera, o una política lingüística que aborde en profundidad y desarrolle programas específicos para impulsar la lengua en el ámbito de las TIC. Estas son algunas ideas plasmadas a bote pronto y de manera desordenada, pero que ya nos permiten ver la ingente tarea que aún queda por delante para que el euskera llegue al estatus de conocimiento y uso que sin duda se merece.

Va a ser un camino con tramos más o menos sinuosos, con muchas curvas, pero si se hace de manera valiente y decidida y buscando siempre el consenso y la máxima participación social, llegaremos a la meta con éxito. Otra cosa es el atajo que algunos proponen para llegar a la meta. Sin duda el atajo es muy tentador para todos los que amamos el euskera y tanto deseamos su completa normalización. Pero somos conscientes de que es un mal camino, lleno de socavones y al borde del abismo, por el que podemos despeñarnos si nos pueden las prisas y no las debidas cautelas imprescindibles para que un proceso tan complejo se culmine con éxito.

Posteado por: jmleizaola | 11/11/2010

Nueva ubicación de este blog / Blogaren kokapen berria

Bloga jarraitu nahi duzutenok, honako helbidean egin dezakezue:

http://blogs.deia.com/saldabero/

 

Podéis seguir leyendo este blog en la siguiente nueva dirección:

http://blogs.deia.com/saldabero/

Posteado por: jmleizaola | 02/11/2010

¡Socorro! ¡Me embargan!

En otra entrada reciente de este blog hablaba de lo frágil que es la memoria humana y lo pronto que se borran determinados recuerdos y estampas de nuestra historia más reciente. Parece que hoy nadie se acuerda del hambre, del frío y de las numerosas miserias que vivieron nuestros mayores en la posguerra. Lo digo porque los que hoy son sus hijos, e inclusonietos, se han embarcado hasta hace muy poquito en una espiral de gastos y deudas de la que ahora no saben cómo salir.

Una persona que es voluntaria en una parroquia nos comentaba el caso de una familia que acudió a ellos en busca de ayuda. Residían en un adosado en una zona bien, con piscina, pista de tenis,… Los dos cabezas de familia trabajaban, poseían tres coches, un par de motos y hasta una casa en el pueblo del que era originario uno de ellos. Estaban planeando comprarse una tercera casita… sin haber pagado aún el adosado, con la casa del pueblo hipotecada con motivo de sus últimas vacaciones a todo lujo en Cancún, y con las letras de los tres coches pendientes también de liquidación. Como el marido trabajaba en la intermediación inmobiliaria, habían trazado sus planes a futuro basándose en previsiones extremadamente optimistas… que se han desinflado en cuanto el mercado inmobiliario ha bajado de las nubes.

Como no sólo no estaban logrando los ingresos previstos, sino que los habituales estaban cayendo en picado, empezaron a tirar de tarjetas de crédito, de cofidises “dinero directo” y a buscar desesperadamente préstamos personales que los bancos, ahora sí, les empezaban a negar. Vamos, que parecían ser el paradigma de supuesto nuevo rico con los pies de barro porque disponían de una generosa nómina de bienes… pero ninguno les pertenecía realmente.

Fueron vendiendo motos, coches, muebles, alguna que otra joya,… hasta que fueron a dar con sus huesos en un servicio social, reclamando dinero para hacer frente a sus numerosas deudas.

No deja de sorprender la alegría con la que bancos y cajas otorgaban hasta hace poco préstamos a familias como esta, sin pensar ni prever que un día pudiera ocurrir lo que ciertamente ha sucedido. Y también llama mucho, muchísimo, la atención el hecho de que personas que procedían de economías más bien modestas se dejaran llevar por una especie de arrebato de consumo y gasto desmedido, sin ser capaces de ajustar su tren de vida a su capacidad económica real.

Hoy, esa familia-tipo ha perdido su adosado, su casa en el pueblo, tiene deudas contraídas con varias financieras que tardarán años en liquidar y ha tenido que buscar refugio en un modesto piso obrero en el que residen los padres de uno de los cónyuges.

Posteado por: jmleizaola | 18/10/2010

Euskaldunok, berriro irainduta

Eusko Jaurlaritzak euskara erabiltzen ez duten enpresei ez diela inolako zigorrik ipiniko adierazi du gaur berriro. Urgell Kultura sailburuaren esanetan, isunak ipintzeak ez lioke euskarari mesederik egingo, kaltea baizik. Agian sailburuak ahaztu egiten du enpresak diru laguntzak eskatzeko eta lortzeko aukera izan dutela bere errotuluak eta bezeroaren arretarako dagoen pertsonala euskalduntzeko. Sailburuak ere ez ditu aipatzen aurreko legealdian ezarri ziren epeak, eta enpresa edo denda batek bezeroak euskaraz atenditzeko egokitze bilakaerako denbora nahikoa izan dute.

Gertatzen dena bestelakoa da, eta kutsu polikoa dario. Atzera egite honek asko kezkatzen gaitu, euskaldunon hizkuntza eskubideak iraintzen baitira berriro ere. Batzuk diote enpresek askatasun osoa izan behar dutela nahi duten hizkuntzan atenditzeko, eskaintza-eskaerak askatasun osoz hizkuntza batera edo bestera bideratuko dituelako bezeroen eta hornitzaileen arteko harremanak. Baina hori gezur borobila baino ez da.

Orain ez dela urte asko, Madrilgo gobernuak Espainian saltzen ziren hainbat tresnetako erabilera-jarraibideak gazteleraz idaztzita egon behar zutela agindu zuen helburu horrekin kontsumitzaileak babesten zituen arau berriak indarrean ipini zituelarik. Ordurarte, elektrotresna berria erosten genuenean berarekin batera zetorren liburuxka agian ingelesez, edo txineraz idatzirik zegoen, eta aparato berria erosi zuen lagunak guztiz galduta ibiltzen zen, erabilera-jarraibideak jasotzen zituen liburuxkak ulertezina zitzaiolako. Hemen ere, merkatu berak ere askatasun osoz hizkuntza batera edo bestera bultzatu beharko zituen saltzailearen eta eroslearen arteko harremana, goikaldean aipaturiko teoria tentel horren arabera.

Lotsagarria da Jaurlaritzaren jarrera, eta tamalgarria oso euskaldunontzat.

Posteado por: jmleizaola | 13/10/2010

Compro oro

A estas alturas todos pueden suponer perfectamente sobre qué versa este post: sobre los chiringuitos de compra-venta no sólo de oro, sino de todo aquél material o almoneda que pueda permitir estrujar al incauto vendedor en beneficio del usurero que se esconde detrás de esas ventanillas blindadas con las que uno se topa al penetrar en uno de esos negocios que han proliferado como los perretxikos con las primeras lluvias de otoño.

Estoy convencido de que son “negocios” muy legales, no me cabe la menor duda, pero morales… más bien nada. Quienes recurren a ellos para vender cualquier pieza reciben entre 12 y 14 euros por gramo de oro de 18 kilates. Sin embargo, los propietarios de estos “chiringuitos” recolocan las piezas que compran a más de 30 euros el gramo, en función de cómo este el precio del oro en ese momento. El margen de beneficio es impresionante. Es usura pura y dura, y una forma sumamente mezquina de aprovecharse de las personas que recurren a sus servicios, que suelen ser habitualmente las más desesperadas.

Pero no sólo quería fijarme en la usura que caracteriza a estos negocios, sino en cómo los especuladores, los buscadores del “dinero fácil”, que no generan riqueza para la sociedad, sino para sus propios bolsillos, recolocan sus posiciones cuando otro “boom” en el que se han venido lucrando ha caído hecho cenizas. Tras el cataclismo del ladrillo, cierran sus chiringuitos inmobiliarios y se reconvierten rápidamente en compra-ventas de oro o lo que sea que dé dinero fácil y rápido. Si antes hipotecaron y endeudaron con su especulación a familias enteras con hipotecas a 100 años que algunos no saben ni cómo van a pagar, ahora vienen a desplumarnos con este nuevo invento, producto también de la crisis. Porque como ya sabrán quienes lean estas líneas, el de los metales preciosos ha sido un mercado-refugio en estos dos años de crisis y, tal y como sucedió con el mercado inmobiliario, al acudir al mismo tantos compradores de oro suspicaces para con el papel moneda, el precio de este metal precioso se ha disparado. Otra nueva burbuja… Y van ya unas cuantas. Burbuja tecnológica, burbuja inmobiliaria…

No se invierte en lo que debe invertirse: nuevos sectores tecnológicos, industria farmacéutica, biociencias, renovables… En Europa se sorpreden cuando ven cómo las gastan por el Estado español. Y ojo, que allí tampoco son santos, pero sí que demuestran ser más sensatos y sus gobiernos fomentan políticas menos “explosivas” y más a largo plazo, cuyo beneficio redunda en la sociedad en su conjunto, y no en el bolsillo de una docena de especuladores sin escrúpulos.

Posteado por: jmleizaola | 05/10/2010

Krisiak gora, krisiak bera

Langileen gehiegizko babesa omen da krisiaren arrazoia, Confebaskeko Lehendakariaren esanetan. Hala dio behintzat Miguel Lazpiaur jaunak orain dela gutxi egin dioten elkarrizketa batean. Horrekin batera, sindikatuen jarrera ere salatzen du, gaur egun dituzten abantailak eta eskubideak nahitaez mantendu nahi dituzte, bere aldamenean gertatzen dena kontuan izan gabe.

Tira ba, krisi ekonomikoa langileen eskubideengatik sortu dela gehiegikeria baino ez da. Baina ukaezina da ehundaka enpresetako egoera ekonomikoa sindikatuen jarrerek eta langilei emandako hainbat eskubide kolokan jartzen dituztela.

Krisiaren sorreran faktore anitzak hartu dute parte: espekulatzaile aseezinak, ekonomiaren globalizazioa eta enpresen deslekutzea,… baina baita ere lan merkatuaren inmobilismoa.

Garraioaren eta logistikaren garapenaren ondorioz, enpresa batek munduko edozein bazterrean ekoiztu ditzake bere produktuak, eta Txina bereziki mundu osoko lantegia bihurtu da. Baina txinatar batek hilero 200 dolarren truke pozik egingo du lan 10 ordu egunero. Europan, berriz, soldata ertaina 4.000 eurokoa omen da 8 ordu lan eginez. Agerian da balio erantsi gutxiko ekoizpenak Txinara bideratu ezkero enpresari batek soldatetan aurreztuko lukeen kopurua.

Eta non aurki ditzakegu balio erantsi gutxiko enpresak? Europako hegoaldean, Espainia barne.

Zapateroren gobernuak aurrekontu murrizketa sakonetara behartuko du I+G+b sektorea, eta horren ondorioz Espainia behera egiten jarraituko du, izan ere behar dena egin beharrean, kontrakoa egingo du. Okerreko bidetik goaz.

Posteado por: jmleizaola | 28/09/2010

Del “conocimiento” al “uso“

Por más vueltas que le damos al tema, no acabamos de dar con la “fórmula mágica” que nos permita dar el salto del “saber” al “usar” cotidiano de la lengua vasca, el euskera. Nuestra lengua… y la de todos, porque las lenguas no pertenecen en exclusiva a la comunidad que las habla, sino que son patrimonio universal de la humanidad. Nos lo dan todo: el don de la comunicación con nuestros semejantes, la posibilidad de sumergirnos en culturas milenarias, de participar de las raíces ancestrales de cualquier grupo humano, y, sin embargo, ¡qué mal las tratamos!

Pero no es ésa la cuestión que nos impulsa a reflexionar aunque sea muy brevemente sobre la realidad de nuestra lengua minorizada, tan querida y tan amada por nosotros precisamente por eso, porque a pesar de haber recibido mil y un ataques, resurge una y otra vez con fuerte impulso. Una de nuestras inquietudes más importantes es lograr que esos miles y miles de vascas y vascos que conocen y dominan el idioma (ascienden al 37´5% de la población de la CAV) tengan la ocasión de hacer un uso real y efectivo del mismo. Desde luego, esa cifra no se refleja como debiera en múltiples espacios de nuestra sociedad, empezando por los medios de comunicación, prosiguiendo por los servicios de atención al cliente de numerosas empresas que sólo atienden en lengua castellana o la rotulación de establecimientos comerciales de todo tipo y grandes superficies, que es totalmente monolingüe aún en demasiados casos.

La experiencia nos ha demostrado que conocer una lengua no implica su uso. Pero volvamos a la misma pregunta. ¿Cómo lograr ese uso práctico, diario y cotidiano que citábamos? ¿Por qué si el 54% de la población de la CAV es capaz de entender el euskera (según datos del IV Mapa Sociolingüístico), el euskera no tiene una mayor presencia en nuestra sociedad? Por diversas razones. Una puede ser por esa tendencia a presuponer, sobre todo en los grandes núcleos urbanos, que nuestro interlocutor no va a ser capaz de entendernos, cuando la realidad puede ser muy otra. Además, quizás aún pese sobre el imaginario colectivo el “háblame en cristiano” tan característico de otros tiempos, que puede traducirse en un temor a incomodar a nuestro interlocutor porque ya damos por hecho que no va a entendernos. También pesa, sobre todo en euskaldunberris, el miedo a equivocarse y hacer el ridículo. En ese sentido, estuvo muy bien ideada la campaña “Pixka bat es mucho”, promovida por el anterior equipo de Política Lingüística del Gobierno Vasco.

Otro enemigo importante con el que nos encontramos, sobre todo entre jóvenes que no tienen el euskera como lengua materna, es la predisposición a considerar este idioma como una mera herramienta académica, cuyo uso se restringe al espacio de la educación formal con las vistas puestas en la obtención de un título oficial, en aprobar unas oposiciones,… Adquiere en esos casos la condición de idioma técnico, como el uso que puede dar al inglés un ingeniero en el transcurso de su jornada laboral, pero que inmediatamente queda aparcado cuando se sumerje en la esfera de su vida personal. Esa ausencia de todo vínculo afectivo hacia la lengua, que queda reducida a un mero instrumento formativo o laboral, hace difícil además arrancar una predisposición al uso.

¿Cómo lograr entonces ese “uso”? Buscando el consenso con diversos agentes para que reconozcan a esta lengua el estatus que merece y creando productos culturales y de ocio atractivos, muy atractivos. Esos son los principales retos que tenemos que afrontar. Y no es fácil, porque somos una comunidad pequeña y con muchos menos recursos que las lenguas del top ten. Pero debemos insistir y perseverar, y no caer en el desánimo. Son o somos muchas las personas comprometidas en esta tarea, y gracias a ello, el euskera se encuentra entre los 40 idiomas con más presencia en internet. No está nada mal y puede ser el indicio del futuro que nos aguarda. Paciencia y perseverar en la tarea sin caer en el desánimo, siempre buscando el consenso y la participación social.

Aurreko astean, Eusko Jaurlaritzak “Kulturen Aldeko Hiritar Kontratuari” buruzko ekitaldia ospatu zuen Bilbon. “Kontratu” edota “hitzarmen” horrek aurreko legealdian Ibarretxe Lehendakariak bultzatu zuen Kulturaren Euskal plana ordezkatzen du, eta euskal kultura bazter batean utzirik, “kultur aniztasuna” aipatzem du behin eta berriro “kontratu” horrek. “Herria” kontzeptua ere desagertzen da, eta “hiritarrak” dira orain nagusi gure gizartean, masa amorfo eta anonimoa osatzen dutelarik. “Kontratu” hori ez ditu gure ohiturak, gure izaera, gure hizkuntza,… behar bezala jasotzen eta babesten, baizik eta kulturak orohar aipatzen ditu, gurea dena eta gure nortasunari zentzua ematen diona zaindu gabe.

Ziur nago Kulturaren Euskal Plana hainbat ataletan hobetu zitekeela, baina oso lotsagarria eta kezkagarria da Eusko Jaurlaritzak euskal kulturari ematen dion tratamendua. Giza talde baten antzinako ondarea bestelako interes politikoekin nahastea ez da batere bidezkoa ezta zentzuduna ere, eta kulturgintzan dihardunok ezin dugu halakorik onartu. Horrexegatik oso egokitzat jotzen dut gaur Ramon Zallo irakasleak pare bat egunkarietan argitaratu duen artikulua. Primeran adierazten ditu plan maltzur horren nondik-norakoak. Hementxe irakurri dezakezue, hala nahi izanez gero:

DEIA: http://www.deia.com/2010/09/23/opinion/tribuna-abierta/el-contrato-ciudadano-por-las-culturas-un-pesimo-comienzo

GARA: http://www.gara.net/paperezkoa/20100923/222205/es/Contrato-ciudadano-culturas-pesimo-comienzo-

Older Posts »

Categorías